sábado, 16 de abril de 2011

Elaboración de proyectos para cubrir cargos


Este documento ha sido elaborado por el Instituto de Formación Docente Nº 52, “Maestro Francisco Isauro Arancibia” de San Isidro. Si bien ha sido escrito en función de de facilitar las presentaciones en función de aquellos puntos en los que el Instituto hace hincapié, sirve de guía para la elaboración de proyectos para cualquier ISFD de Provincia de Buenos Aires, ya que se ajusta a la normativa vigente.
Hemos redactado estas sugerencias y recomendaciones para orientar la elaboración de la propuesta curricular que deberán presentar los aspirantes a las coberturas convocadas en el marco de la Resolución 5886/03.



Antes de desarrollar la propuesta es necesario que analicen el Diseño Curricular o Plan de estudios del Profesorado en el que está inscripta la asignatura, perspectiva o espacio curricular que se aspira cubrir así como el marco general de la Formación Docente de los niveles inicial y primario (Resolución 4154/07).

Les aconsejamos que, además de revisar detalladamente la Resolución 5886/03 y sus anexos, se acerquen a alguna de las integrantes del equipo directivo del instituto para consultarlas y recibir el asesoramiento necesario.


Dado que la Resolución 5886/03 no detalla los componentes a incluir en la propuesta, pero puntualiza los aspectos a ser tenidos en cuenta para la evaluación, hemos detallado, en base a la Disposición 30/05 de la Dirección de Educación Superior, los once componentes que deben desarrollarse en la propuesta curricular a presentar, ya que todos serán analizados por la comisión evaluadora según las pautas incluidas en la Resolución 5886/03.

1. ENCABEZAMIENTO

En el encabezamiento se deberán señalar los siguientes datos identificatorios:

INSTITUTO:

CARRERA:

ESPACIO CURRICULAR:

CURSO:

CICLO LECTIVO:

CANTIDAD DE HORAS SEMANALES:

PROFESOR/A:

PLAN AUTORIZADO POR RESOLUCIÓN N° (colocar el número de la Resolución del plan de estudios)

Tener en cuenta que los datos identificatorios se desprenden del llamado a cobertura.

2.- FUNDAMENTACIÓN (Máximo dos páginas)

La fundamentación cumple una tarea introductoria dentro del programa del espacio curricular/ materia o asignatura. Se solicita hacer referencia interrelacionadamente entre otras cuestiones a:

- la ubicación del espacio curricular dentro del plan de estudios;

1

- la relación y correlación temática y de sentido entre el espacio y los espacios anteriores y posteriores (si los hubiere);

- los aportes específicos al perfil del egresado así como a sus áreas de inserción laboral;

- teoría/s científica/s, escuela/s o tendencia/s que sustenta/n el/los marco/s teórico/s del desarrollo de contenidos;

- justificación del/os núcleo/s central/es de contenidos que conforman el eje del espacio curricular y

- las concepciones de enseñanza y aprendizaje que sustentarán las prácticas pedagógicas.

3.-OBJETIVOS

Los objetivos explicitan los aprendizajes que los estudiantes deben lograr. Los Diseños Curriculares/ planes de estudio prescriben para cada espacio curricular un conjunto determinado de expectativas. Si bien éstas deben ser respetadas pues se proponen (junto a los contenidos) garantizar una unidad en la formación de los/as estudiantes, es necesario que, atendiendo al principio de flexibilidad de los Diseños, se reformulen, adapten o recreen, a partir del enfoque de la propuesta presentada.

4.- CONTENIDOS

Dentro del marco de lo que prescriben los Diseños Curriculares de la Formación Docente y Técnica, los docentes del Nivel Terciario o Superior disponen de la más amplia autonomía para la selección, organización didáctica (por Unidades Didácticas o Bloques) y secuenciación de los contenidos.

Los mismos deben ser actualizados y contextualizados a problemáticas referentes de la región.

En este punto, en caso de no haberse incluido en la fundamentación, es necesario mencionar los criterios de selección, organización y secuenciación de los contenidos.

5.- ENCUADRE METODOLÓGICO

En el encuadre metodológico, se debe hacer referencia a cómo el docente llevará adelante sus procesos de enseñanza y la relación entre los contenidos, el encuadre metodológico y las actividades de aprendizaje que realizarán los/as estudiantes.

En síntesis, se explicitarán la metodología, las estrategias de enseñanza y las actividades previstas y, de no haberse explicado en la fundamentación, las concepciones que las sustentan.

6.- RECURSOS

Debe especificarse cuáles serán los “soportes” que se utilizarán en las estrategias de intervención docente para promover los aprendizajes de los/las estudiantes. (Proyección y análisis de videos, visitas a museos o instituciones, artículos de divulgación científica, Trabajos Prácticos, Trabajos de Campo, Guías de lecturas, etc.).

Cada recurso propuesto debe estar identificado, por ejemplo si se tratase de películas, videos o revistas de divulgación deberá citarse el nombre y la temática. En el caso de los trabajos prácticos y/o de campo deberá explicarse de qué tratarán y en qué momento del año se espera utilizarlos.

Las visitas deben estar identificadas con el lugar a dónde se realizarán y en qué momento del año.

7.- BIBLIOGRAFÍA

La bibliografía obligatoria y de consulta, deberá estar especificada, según las normas convencionales compartidas de manera universal, (autor, obra, editorial, lugar y año de edición) al final de cada unidad didáctica, como un modo o forma de orientar a los/las alumnos/as en la organización de sus procesos de construcción del conocimiento.

2

Debe diferenciarse la bibliografía del alumno y la del docente.

8.- PRESUPUESTO DE TIEMPO

En el presupuesto de tiempo o cronograma, se debe establecer el tiempo previsto para el desarrollo de las Unidades Didácticas, la presentación de Trabajos Prácticos, las actividades de extensión e investigación o para cualquier tipo de producción. También debe explicitarse los tiempos destinados a la evaluación y a la devolución, reflexión y recuperación de las producciones vinculadas con la evaluación y la acreditación.

9.- PROPUESTA DE EVALUACIÓN

La propuesta de evaluación debe tener relación con los fundamentos del Plan institucional de evaluación y acreditación de los aprendizajes y la enseñanza. Es necesario que en este punto se expliciten los referentes teóricos que fundamentan la propuesta, los criterios y las estrategias que se han de utilizar.

Es importante tener previsiones sobre los momentos de la evaluación, el tipo de evaluación que se utilizará, los momentos de devolución de los resultados y los recuperatorios. Como anexo de este documento hemos sintetizado algunos referentes teóricos sobre la evaluación y la acreditación que forman parte del Plan institucional de evaluación y acreditación y que orientarán su trabajo ya que, las correlatividades están explicitadas en cada plan de estudio o propuesta curricular y las decisiones sobre si la materia a concursar será promocional o con examen final dependerán del acuerdo del claustro docente, una vez que se haya conformado. Otro documento de referencia sobre las pautas de evaluación, correlatividades y promociones es la Resolución 1434/04.

10.- ARTICULACIÓN CON EL ESPACIO DE LA PRÁCTICA DOCENTE O CON LA PRÁCTICA INSTRUMENTAL Y EXPERIENCIA LABORAL

La práctica se constituye en los Diseños Curriculares en el eje de la formación, por eso es necesario que se expliciten cuáles serían las articulaciones posibles de la materia/ asignatura de la que se presenta la propuesta con el espacio o campo de la práctica docente o práctica laboral, ambas con vistas a la inserción laboral del futuro graduado.

11.- ACTIVIDADES DE EXTENSIÓN E INVESTIGACIÓN

Las actividades de extensión se refieren a aquellas producciones que se realizan desde la cátedra para darlas a conocer a otros miembros de la comunidad. También pueden ser acciones que desde la cátedra se realicen en otros contextos en un proyecto elaborado con los estudiantes.

Las actividades de investigación pueden referirse a investigaciones de campo, de la práctica docente, académicas u otras.

Ambas propuestas serán planificadas por la cátedra y serán llevadas a cabo con los estudiantes, pueden ser parte de la misma propuesta de enseñanza.

3

Anexo sobre evaluación y acreditación de los aprendizajes

1. Algunas reflexiones sobre las implicancias de los procesos de evaluación y acreditación de los aprendizajes

“La evaluación constituye una práctica compleja y de fuerte implicancia social, ya que los resultados de las evaluaciones y acreditaciones logradas por los estudiantes les posibilitan, al concluir su formación, (...) el otorgamiento de una habilitación profesional para desempeñarse en funciones con impacto social.

“Las prácticas de evaluación, como las prácticas de enseñanza y de funcionamiento institucional brindan un modelo posible para que el alumno las contraste con las experiencias internalizadas durante su escolaridad previa.

“ (...) Es el docente – por su carácter de profesional en el Sistema- es quien tiene la responsabilidad del tiempo y forma de la faz operativa de la evaluación.

Los párrafos anteriores fueron extraídos de la Resolución 1434/04 y a partir de ellos nos ha interesado incluir otras precisiones sobre la evaluación y sus implicancias en un instituto formador.

La evaluación es, ante todo, un proceso que acompaña a la enseñanza y al aprendizaje de manera constante y que debe permitir:

• Dar cuenta de los aprendizajes logrados.

• Reflexionar para que, de manera gradual, se logren nuevas alternativas para la construcción del conocimiento.

• Lograr versiones no simplificadas de la realidad, posibilitando la interpretación de hechos y el diagnóstico real y en profundidad de los problemas, implicando tanto a los sujetos evaluados como a los agentes que evalúan.

La evaluación y la acreditación, son instancias reguladas, por lo tanto no puede dejar de considerarse la existencia de disposiciones que las regulan (cantidad de horas, condiciones de presentismo, requisitos de aprobación). La institución formadora en general y cada docente en particular interpretarán la normativa con un sentido pedagógico formativo para hallar una adecuada resolución. Es necesario, entonces, tener en claro que:

- La existencia de normas no implica que la evaluación tenga una naturaleza predominantemente normativa y externa al proceso de aprendizaje, sino que esas normas brindan un encuadre a las decisiones pedagógicas.

- Esta tarea a cargo de cada institución de formación docente implica un fuerte compromiso ético de los integrantes de la institución educativa.

Es muy importante que los alumnos conozcan la modalidad de acreditación que se ha adoptado y los dispositivos y criterios que utilizará cada profesor para la evaluación a partir de lo establecido en este plan institucional de evaluación.

Sobre la metodología, los criterios, dispositivos e instrumentos de evaluación y acreditación

Sin duda los aspectos técnicos resultan insoslayables en la evaluación tanto como en cualquier otro componente de la situación de enseñanza. La determinación de criterios y de metodologías pertinentes, constituyen un requisito instrumental derivado de concepciones pedagógico didácticas que hacen de la evaluación una oportunidad, intencionalmente planteada, para que los alumnos puedan conocer y reconocer sus nuevas posibilidades para la tarea de enseñar, así como para analizarla, comprenderla o transformarla en función del contexto, de metas educativas de calidad y equidad, de los nuevos enfoques didáctico disciplinares y de los diversos aportes de la investigación educativa.

4

Es necesario que al diseñar los dispositivos de evaluación que permitan evaluar el aprendizaje de los cursantes cada profesor tenga en cuenta que:

􀂾 Las prácticas evaluativas son también formativas para el alumno (futuro docente), en tanto se inscriben en su biografía escolar, producen quiebres de modelos anteriores, y se constituyen en propuestas a tener en cuenta para transferir en el futuro desempeño laboral.

􀂾 La evaluación constituye uno de los puntos del contrato didáctico (Brousseau / Chevalard) que celebran docentes y alumnos. Realizar el contrato didáctico implica explicitar las reglas de juego que permiten a los alumnos clarificar qué pueden esperar y solicitar. Es así que el contrato didáctico se constituye en regulador de las relaciones entre el profesor, los alumnos y la tarea pedagógica. Sabemos que el contrato didáctico es un espacio a construir y por ello es necesario que cada docente diseñe una estrategia para generarlo.

􀂾 La institución y por ende cada profesor tiene la responsabilidad de acreditar los aprendizajes para promover el pasaje de un año a otro hasta la obtención del título docente. Este título docente otorga la habilitación profesional para desempeñarse en el campo laboral impactando en la comunidad toda ya que cada graduado se incorpora al sistema educativo.

􀂾 A pesar de que la evaluación constituye una temática conocida por todos los docentes, es necesario que cada profesor realice las explicitaciones necesarias para alcanzar los propósitos de todo proceso evaluativo, por ejemplo explicar a los alumnos (futuros docentes) la concepción de evaluación en la que fundamenta su tarea, o la finalidad que tiene la utilización de los distintos dispositivos (instrumentos, técnicas o producciones) que diseña para evaluar los aprendizajes.

􀂾 Diseñar un dispositivo de evaluación implica un complejo proceso de trabajo reflexivo de cada docente para el que necesita elegir qué evaluar y cómo hacerlo superando las prácticas que legitiman como evaluatorios sólo a momentos diferenciados y que se ven como culminación de la enseñanza.

􀂾 Una manera de vincular la evaluación con los procesos de enseñanza y de aprendizaje es compartir una instancia de reflexión entre docentes y alumnos sobre la metodología, los criterios y dispositivos de evaluación utilizados, así como sobre los resultados logrados.

􀂾 La información que surge de un proceso evaluativo permite tanto regular la enseñanza como orientar el aprendizaje y acreditar el rendimiento.

􀂾 Es necesario que los diferentes dispositivos evaluativos a utilizar y la adjudicación de tiempos para su realización, se planifiquen y por lo tanto anticipen teniendo en cuenta que las expectativas de logro, propósitos u objetivos enunciados actúan como referentes.

􀂾 Los resultados de las evaluaciones trascienden la calificación numérica escrita, por ello se recomienda a los docentes que generen instancias de intercambio con los alumnos sobre los logros y sobre las dificultades detectadas en las evaluaciones.

􀂾 Se jerarquicen por sobre las pruebas de asimilación de información y de control de rendimiento las situaciones integradoras que planteen problemas reales y de complejidad creciente, para evaluar la capacidad crítica, la creatividad en la resolución de situaciones nuevas, el sentido práctico y la transposición de conocimientos en distintos contextos.

􀂾 Los dispositivos e instrumentos de evaluación que permiten la acreditación y promoción de los futuros docentes sean producciones que integren los contenidos y faciliten la

5

resolución de problemáticas teóricas y/o prácticas, que contemplen instancias escritas, orales, individuales, grupales, presenciales y de resolución no presencial. De esta manera se tendrá cierta certeza en garantizar la evaluación de las capacidades para el desempeño docente en el aula, la institución y el medio social en el que está inserta.

􀂾 Es necesario que la ortografía, la caligrafía y la presentación sean tenidas en cuenta para calificar las producciones escritas de los alumnos en todos los espacios curriculares.

􀂾 Los alumnos deben involucrarse en el proceso de evaluación y acreditación, por lo tanto es necesario que se incluyan, en las diferentes instancias de evaluación propuestas de autoevaluación y de coevaluación.

Algunas aclaraciones sobre la evaluación, acreditación y promoción vinculadas con la normativa

“La evaluación se realizará por cada espacio curricular (perspectiva, asignatura, EDI, Práctica Profesional) que conforma la estructura curricular de cada carrera. Se utilizará el sistema de calificación decimal de 1 (uno) a 10 (diez) puntos para acreditar cada Espacio Curricular, el alumno deberá obtener una calificación de 4 (cuatro) o más puntos, salvo lo previsto para la acreditación sin examen final.

“El trayecto de evaluación comprenderá instancias parciales y una instancia de integración final.

“Los profesores deberán realizar una devolución, a cada alumno, de los resultados obtenidos en las evaluaciones, especificando logros, dificultades y errores en un plazo no mayor a diez días, a partir de la fecha de la evaluación.” (Resolución 1434/04)